SHANGHAI

SHANGHAI

Esta semana he estado en Shanghai realizando varios trabajos.

Desde hace 3 años establecí una línea de trabajo en China, en la que Shanghai es mi centro de operaciones.

Son varias las compañías para las que he trabajado y la verdad, es que estoy muy agradecido que hayan confiado en mí para realizar y dirigir sus productos audiovisuales.

La vida laboral en Shanghai es un cambio totalmente radical , con respecto a mi país de origen. La sociedad China es una sociedad que es sumamente productiva. No existen horarios. Se para cuando acaba el trabajo, sea la hora que sea y cuando se termina, tienes tiempo para descansar un poco y ya viene encima el siguiente trabajo.

Es un ritmo totalmente diferente a cualquier sociedad o cultura que haya visto en otra parte del mundo.

No conozco ninguna sociedad en la que la productividad laboral sea la principal misión , ni tampoco he visto a nadie con la capacidad para el trabajo que hay en China.

Desde hace algún tiempo, mis clientes en China me animan a que abra una delegación de Mandeo Records en este país, concretamente en la ciudad de Shanghai.

Es una posibilidad que estoy valorando muy seriamente. Como realizador , el hecho de dirigir dos grupos de trabajo estables , uno en España y otro en China, es todo un reto, pero es la única forma natural de crecer.

En esta ocasión vine a Shanghai a grabar tres proyectos distintos: Un video industrial de publicidad, la grabación de un programa de TV para emitir para toda China y varias cirugías en quirófano, junto con varios catálogos de fotos.

Todo eso en una semana. Os podeis imaginar el ritmo con el que se mueven las cosas aquí.

Uno de los hándicaps más importantes que tengo es , como no, el idioma. No todo el mundo en Shanghai habla inglés; lo que comunicarse, por momentos, resulta un poco complicado, pero cada vez la cosa fluye mucho mejor.

El año pasado, durante un rodaje, le pregunté a uno de los chicos de producción, cuantos caracteres tenía el alfabeto chino. Me dijo que él , con 6000 ya podía hablar chino correctamente. 6000!!!! El nuestro tiene 23 letras.

El idioma en si, no me resulta un gran problema a la hora de rodar, porque hay unas cadencias naturales, inherentes al ser humano, que nos establecen unas ciertas pausas en las que intuyes y defines bien cada “take” que grabas. El problema principal aparece en la fase de edición y montaje, porque a la hora de utilizar insertos de imágenes, no tienes ni idea donde ponerlos, porque no entiendes absolutamente nada de lo que dice.

Por ese motivo, siempre ruedo con un script que me va apuntando en inglés los puntos mas importantes de locución.

El material de cámara que utilicé fue la Olympus OMD-M5 MarkII, con ópticas fijas Olympus Zuiko Pro 45mm f1.8, 25mm f1.8, 60mm f2.8, un 40-150mm f2.8 Zuiko Pro y un 12-35mm f2.8 de Panasonic.

Es un equipo muy versátil y la verdad es que me gusta bastante, pero con la salida al mercado de la nueva Panasonic GH5, me estoy planteando el cambio a Panasonic sobretodo porque la OMd-M5 MarkII es una cámara genial para video, pero extremadamente lenta para fotografía y diariamente cuando trabajo aquí, estoy sacando del orden de 150 fotografías diarias y con la lentitud de esta cámara para foto, hace que por momentos sea desesperante.

Desde Olympus se pusieron en contacto conmigo para preguntarme por qué no me cambiaba a su nueva OMD-M1 Mark II, que es una cámara más rápida para foto.

Mi respuesta y opinión es muy clara: Si vas a gastarte más de 2000€ en un cuerpo de cámara, como mínimo le pides fiabilidad y la M1-MarkII por ahora aun no tiene eso en sus ráfagas de fotos y en video es una incógnita. Panasonic ha demostrado desde hace mucho tiempo que querían quitar al mercado una cámara enfocada al videógrafo y les llevan varios años de ventaja. Es una cuestión de fiabilidad nada más. La M1-MarkII es un camarón, pero sólo a simple vista y sobre el papel…en la práctica Panasonic hace años que ya ha demostrado lo que es capaz de hacer…y las dos cámaras tienen el mismo precio.

La grabación en quirófano fue muy interesante.  En esta ocasión me encargaron la realización de una Toracotomía.

La Toracotomía, es una de las cirugías más agresivas para el paciente, dentro de la cirugía de torax. Se abre una incisión bastante grande en el lado derecho, o izquierdo del pecho y desde ahí se puede acceder a los pulmones, esófago, corazón…

Impresiona muchísimo, sobre todo porque estas viendo como los órganos del paciente siguen realizando su función, mientras tiene todo el pecho abierto y el cirujano mete literalmente la mano dentro de su torax.

En este video podeis ver un pequeño fragmento de esta cirugía.

Hace unos años, me especialicé en este tipo de rodajes y conseguí obtener los permisos para poder acceder a cualquier quirófano de China.

Para mí, como realizador, es un auténtico honor ser el único realizador del mundo que tiene este permiso. Es un hecho anecdótico, pero cuando miro hacia atrás y veo las mas de 300 cirugías mayores a mis espaldas en todo el mundo, veo un camino de mucho esfuerzo, honestidad, apuesta y creer en uno mismo.

Para mi esas 4 cosas son las que me han llevado a establecer una línea laboral estable en un país tan complicado como China.

En 3 semanas volveré a este país para grabar el video comercial de una de las factorías textiles mas importantes de China…pero esa.. será otra historia.

Ahora vuelvo a casa para disfrutar de mi familia y amigos.

No Comments

Post A Comment